Madrid, 2019

Votiva es una colección íntimamente enlazada a la idea del cuerpo y surge a partir de una búsqueda introspectiva de Laura Lis, cuya mirada se dirige esta vez al pulso vital de su historia de vida

Desde la antigüedad y a lo largo del tiempo las joyas cuentan historias y son de algún modo, huellas o registros de una serie de aspectos que otorgan sentidos: de pertenencia, de ritual y también de cuidados, es probable que desde una fecha temprana se usaran como protección contra los peligros de la vida. Como forma de arte, la joyería se define principalmente a través de su conexión e interacción con el cuerpo que a veces expande, acentúa, oculta y también transforma.

LA COLECCIÓN DE JOYAS

Concebida en clave escultórica, la colección se presenta a partir de cinco figuras que representan órganos vitales, el cerebro, los ovarios, el corazón, los senos y los testículos. Cada pieza es el rastro de un pulso, de un ritmo que como un latido genera movimiento, estímulo y reacción.

Estos órganos convertidos en pequeñas esculturas para llevar en el cuerpo aluden a sensaciones que cada persona, según su propio recorrido, atribuye a esas figuras. La colección abre un canal que nos permite reflexionar acerca de la fragilidad de las emociones, los impulsos y la reacciones que los estados de ánimo provocan. 

En este sentido, las piezas son macizas, mantienen y acentúan el peso real del material para que quien las porte sienta de cerca el peso de los afectos, las pasiones y los recuerdos. Son objetos para dar como forma de entrega, pequeñas ofrendas que buscan abrir sentido y resignificar historias unidas a esas partes vitales

LAS ESCULTURAS

El formato de escultura de bronce se asume como una expansión del mensaje íntimo: el cuerpo -asumido antes como frontera- es ahora el hogar y la ciudad.

Conoce más en el siguiente enlace:

Votiva nos invita a la pausa, a detenernos en la escucha propia y en la de quienes nos rodean, como forma de registro y con el fin de compartir experiencias y hacerlas colectivas.

Su recorrido evolutivo, de joyas a esculturas y la visión futura que la autora tiene para la colección, fue parte de la muestra Pulso Vital, presentada en Madrid en junio de 2022.