Madrid, 2020

Color Luz evoca la evolución, técnica, visual y emocional de una artista ya más madura. Con esta colección Laura Lis Peña se consolida en el campo de la joyería escultórica y retoma conceptos provenientes de su colección primera, Asimétrica

Color Luz simboliza el resurgir de la vida y luminosidad tras un periodo de oscuridad provocado por el confinamiento que trajo consigo la pandemia de covid-19.

LA INSPIRACIÓN

Formas geométricas que se combinan de manera abstracta haciendo alusión a elementos de la naturaleza.

La artista pretende que las joyas, en sus dimensiones y exploraciones tonales, sean una explosión de color y felicidad.

En esta colección se utiliza de base el latón, que se moldea con corte láser, y se da un baño de oro de 24 quilates para conseguir el acabado dorado final.

En el caso de los pendientes, se utiliza además plata de Ley 925 en las partes de la joya que entran en contacto con la piel. Se aplica en todo el pendiente un tratamiento hipoalergénico para evitar reacciones y alergias.